// entredos@fundacionentredos.org // 915220022 //

Una propuesta para mujeres racializadas que busca crear un espacio seguro donde poder escribir en comunidad.

¿Por qué?

Porque escribir DUELE. Sí, es placentero pero esa es la última parada de un viaje que atraviesa traumas pasados y presentes y muestra incertidumbres sobre el futuro. No es de extrañar que busquemos cualquier excusa para no sentarnos a escribir (tirar la basura, ver el correo, comprar el pan, etc).

PERO cuando se escribe en compañía, el bloqueo se derrite, las excusas se desvanecen y sólo nos queda el deseo de sangrar a través de la pluma, o del teclado.

¿Para qué?

Para contar nuestra historia. No somos un discurso enlatado, instantáneo, listo para ser consumido; no nos vale la misma solución y encasillamiento para todas y eso lo podemos reivindicar a través de nuestras palabras. Tenemos la oportunidad de crear lo que echamos en falta: referencias sobre experiencias de mujeres racializadas, migrantes, luchadoras e increíbles todas.

¿Hay algún requisito para unirse al grupo?

Que seas feminidad racializada* y que te guste escribir.

Pedimos una contribución de 20€ para las no socias y 15€ para las socias, por sesión, para sostener la actividad y para poder contribuir a la caja de resistencia de la comunidad trans racializada en Madrid (IG: @donthitalanegrx).

NO hace falta tener conocimiento previo o experiencia previa en la escritura.

Te esperamos.

*Existe un cupo para mujeres blancas (más información en entredos@fundacionentredos.org)

Sobre la facilitadora:

Hola, soy Karessa (IG: @mforkawayan) y es un honor para mí ser la cuidadora de este proyecto. Soy alumna del Taller de Escritura Peligrosa de Gloria Fortún, que también se desarrolla aquí en la Fundación Entredós y fui ponente en la segunda edición del Espacio Muchas. Soy de origen filipino. Escribo y escribo peligrosamente, y es por ese dolor que atravieso cada vez que escribo, que doy mucha importancia a la creación de una comunidad de escritoras donde podamos escribir en compañía, mostrarnos de una forma diferente y compartir nuestras historias en un espacio seguro: libre de prejuicios y forrado de cuidados y de la escucha. Gracias.