// entredos@fundacionentredos.org // 915220022 //

LaGüiraPodcast

Hoy nos apetece mucho hablaros de LaGüira Podcast, un programa que nuestra socia y coordinadora de Espacio Muchas., Yania Concepción, realiza junto con Georgina Marcelino, quien también ha sido ponente de Muchas.

La Güira Podcast es un espacio de encuentro, reflexión y aprendizaje donde se exponen los temas que preocupan e inquietan a las mujeres negras y afrodescendientes entablando un diálogo honesto y constructivo. Es un espacio de reflexión y aprendizaje, donde se ofrecen distintas referencias para ampliar la perspectiva de cada uno de los temas, siempre desde el respeto de nuestros cuerpos y realidades. Creemos en la importancia de que se generen más espacios de comunicación liderados por nuestras voces para cubrir la necesidad de tener espacios de transmisión, conexión, exposición y escucha de nuestros mensajes.

Podéis escuchar LaGüira Podcast en Spotify o iVoox. Hay un programa nuevo cada quince días. Estos son los temas de los dos primeros episodios, resumidos por las conductoras:

Primer Episodio: Afrofeminismos (Spotify / iVoox)
En este episodio hablamos de Afrofeminismo. Analizamos por qué se hace necesaria una visión feminista desde las experiencias, cuerpos y vivencias de las mujeres negras. Hablamos sobre cuáles son nuestros retos, luchas y referentes.

Segundo episodio: Crisis laboral, Comunidades racializadas y Cajas de resistencia (Spotify / iVoox)
El tema de esta semana pone el centro las vidas de las comunidades racializadas, su forma de organizarse y resistir en la crisis sanitaria del Covid-19 ante la inacción del estado español.

Conociendo a nuestras socias: Karessa

Karessa y Yoya, escritoras peligrosas

– ¿Cómo conociste Entredós y qué ha significado para ti?

Después del verano de 2018 retomé el hábito de escribir, solo que esta vez lo empecé a hacer en castellano. Como no me sentía del todo cómoda escribiendo mis sentimientos en este idioma, fui enviando mis textos a unas amigas. Una de ellas recibía la newsletter de Entredós (vive actualmente en el extranjero) y me comentó sobre el inicio del Taller de Escritura Creativa de la Fundación. Llamé el día siguiente, fue la primera vez que hablé con Marta y enseguida me apunté.

El haber estado en contacto con Entredós me cambió la vida como de invierno a verano. Definitivamente, hubo un antes y un después en cómo era antes y cómo soy yo ahora mismo: en cómo me veo, en cómo me hablo, en cómo me trato… A través de la escritura fui sanando capas de heridas y quitando costras mal curadas. Y tengo clarísimo que al igual que talleres de escritura hay miles, profesoras como Yoya (Gloria Fortún) solo hay una. Tengo la inmensa suerte de haber sido aceptada en su círculo de escritoras (que este año se llaman Peligrosas porque la nueva edición del taller se llama Escritura Peligrosa).

Diría que todo ese proceso ha significado para mi una transformación orgánica y basada en lo que ya llevaba gestando en mi interior. Una metamorfosis menos dolorosa de lo que me había imaginado porque la hacía al lado de escritoras, que a la vez estaban viviendo sus propios procesos. Eso sí que es mágico. Escribir, crecer, evolucionar en comunidad. Ojalá perdure.

– ¿Puedes hablarnos un poco más del taller de Escritura Peligrosa que imparte Gloria Fortún en Fundación Entredós?

Está el aspecto técnico del taller que es inmejorable, la verdad. Yoya es una cornucopia de ideas para activar la creatividad. También ha sabido despertar nuestros sentimientos intangibles, para convertirlos en palabras más que palpables: impactantes. Y todo lo hace desde la generosidad, la amabilidad y la empatía. Luego, es una cheerleader incansable para que mostremos nuestro trabajo ahí fuera: nos comparte convocatorias para concursos, hashtags en redes sociales, actividades de escritura fuera del taller… y por supuesto, el éxito de una lo celebramos como éxito de todas las escritoras, de la literatura escrita por mujeres.

Más allá de lo técnico, la experiencia más valiosa que destaco de los dos cursos es poder decir con orgullo, “Pertenezco a una comunidad de escritoras feministas”. Sí. Es un círculo generoso, amable, empático, creativo y con muchas ganas de rendir honores a nuestras madres y hermanas, la mayoría colocadas al margen de la literatura reconocida como ‘válida’, ‘útil’ y nosequemás términos derivados del viejo sistema patriarcal que estamos dejando atrás. Me encanta estar viviendo todo este proceso de cambio personal con ese apoyo, y de ser testigo de la actual transformación social con el bolígrafo (¡a veces teclado!) en mano, registrando todo y escuchando lo que están registrando otras.

– También has sido ponente del Espacio Muchas. ¿Puedes hablarnos un poco de esto?

Conocí Espacio Muchas. a través de Yoya, que me propuso inaugurar el ciclo 2019-2020 con una charla sobre mi experiencia como mujer racializada en España. Aquí me encantaría poner un emoji para reflejar la cara que se me quedó en ese momento. Primero, nunca había dado una charla en castellano, pero luego pensé que se iba a hacer en el hogar de la Fundación Entredós, y sabiendo que iba a estar acompañada por amigas, dije que sí. Luego, sentí un poco de pánico porque no pensé que mi experiencia tuviera valor alguno. Es decir, no había hecho nada destacable: me examiné dos veces de Selectividad, estudié una carrera, trabajé, me casé, tuve un hijo, y aquí estoy… Por primera vez en mi vida, no tenía ni idea de qué contar… Pero me fui enterando mejor, y al tener consciencia plena de que Muchas. busca visibilizarnos, finalmente me di cuenta de qué se trataba ese encuentro: de estar ahí, aquí, vernos, tocarnos, darnos un beso, un abrazo, nutrirnos de las vivencias de otras.

Reconozco que desde mi lugar de privilegio, 18 años fueron suficientes como para anestesiar ‘eso de ser racializada’. Pero desde que nació mi hijo, empecé a replantearme esas cosas. Al principio no fue fácil porque no había mucha gente ‘como yo’ con quien pudiera hablar. Ni mucho menos, mujeres con experiencias similares, con quienes pudiese abrirme. Así que Muchas. para mí es un paso más hacia el autoconocimiento y una ventana que me ha abierto a distintas experiencias enriquecedoras e inspiradoras. Siempre estaré agradecida a la cálida bienvenida de Marina, Yania y Ester.

– Hemos visto por las redes que has organizado tú misma un taller de escritura. ¿Cómo ha surgido, qué tiene de diferente, quién se puede apuntar?

La verdad es que todo está conectadísimo: a través de Espacio Muchas., que conocí gracias a la Fundación Entredós, conocí a Xirou Xao, la ponente de diciembre. No asistí en su charla, pero la empecé a seguir por Instagram. Resulta que ella seguía una cuenta que se llama Catarsia, que es una asociación feminista de descendientes asiáticas con sede en Barcelona. Empecé a seguir esa cuenta porque vi que hacen muchas cosas con la comunidad filipina, y allí conocí a Oyidij Oji. Ella es mitad nigeriana y mitad filipina. Nos hicimos amigas. Luego, hablando sobre nuestros gustos y hobbies, nos dimos cuenta de que a las dos nos apasiona escribir y cuando le dije lo maravillosos que son los talleres de escritura, me preguntó “¿Por qué no montar nuestro propio taller con perspectiva racializada?”.

Solo tenía la opción de decir que sí, me lo pedía el alma. Así que aquí estamos, todos los domingos, de 18:00 a 20:00, escribiendo en el Taller Visibles. A solo dos semanas de rodaje, por la cantidad de solicitudes, nos dimos cuenta de que no hay muchos talleres de este tipo: para mujeres racializadas y con perspectiva racializada, en el que tratamos textos de mujeres no blancas. Luego, creo que según cómo lo hemos planteado, también tiene su toque original, pues Oyi y yo somos meras facilitadoras que hemos abierto las puertas para que cualquier otra mujer racializada pueda llevar el taller con su propuesta de textos, ejercicios, dinámicas para despertar la creatividad, etc… Como solo llevamos unas sesiones activas, aún no se ha ofrecido nadie voluntaria para coordinar una sesión. Pero estoy segura de que está al caer.

Visibles es un taller exclusivo para mujeres racializadas. Queremos crear un espacio solo para nosotras. Pero eso no quiere decir que Oyi y yo no estemos abiertas a la posibilidad de montar un taller con perspectiva racializada para alumnos mixtos tanto de género como de raza. ¡Todo es cuestión de proponerlo!

Carta de las matronas de Fundación Entredós

Matronas y coordinadora de Fundación Entredós

Queridas socias y amigas de Entredós,
Os enviamos ánimo, esperanza y nuestro deseo de volver a encontrarnos y abrazarnos de nuevo. Entre tanto, las actuales matronas de la Fundación Entredós, la coordinadora, las profesoras y socias voluntarias, estamos trabajando para poder sostener el espacio durante el periodo que dure el confinamiento. 
Son momentos complicados donde todas, a nivel personal, familiar laboral, de activismo, etc. estamos adaptándonos a un escenario nuevo para el que no hemos tenido tiempo de ensayos. Estamos seguras de que cada una de nosotras lo está tratando de hacer lo mejor posible y que podremos sacar, si así lo que queremos, aprendizajes valiosos del modo en que hemos atravesado esta situación, individual y colectivamente. 
Entredós, como cada quien, se ha quedado en estas circunstancias que estamos viviendo sin estructura y estamos esforzándonos en crear una nueva, tratando de construir a través del formato online la casa grande que nos haga sentir cercanía entre nosotras y que somos comunidad. En este sentido las matronas estamos tomando algunas decisiones en relación al reparto de tareas, gestión de la Fundación y rediseño de actividades y talleres como ha sido decidir no declararnos en suspensión de actividad, no hacer un ERTE a nuestra coordinadora, asumir desde el matronato parte de las tareas de la coordinación, entre ellas la de difusión y continuar con algunas de nuestras actividades y talleres de forma online. 
En esta situación de mirada global y colectiva, es difícil atender a los malestares y los conflictos individuales que entendemos, os puedan surgir, pues estamos cumpliendo con otros tiempos, otros ritmos y otras prioridades. En estos momentos donde podemos sentir conflictos o malestares, porque donde hay relación los hay, es muy importante que podamos abordarlos desde el cuidado a una misma y a las otras en esta situación de máxima vulnerabilidad por la que estamos atravesando todas, como Fundación y como mujeres. Para poder abordar los malestares individuales desde el cuidado al colectivo, algo que se sale de la lógica patriarcal, es importante hacerlo en un contexto de escucha mutua, de facilitación y de mediación. Os recordamos que para poder hacer una facilitación está a vuestra disposición, como así os anunciamos en la reunión anual de socias, Rosa Paradela. También Tania R. Manglano y María Juárez, desde el área de socias y a través de este correo electrónico, podemos recoger vuestros malestares para derivarlos a un contexto de mediación con nuestra facilitadora, y trabajarlos desde este marco de cuidado mutuo, cuando sea posible.
El pilar principal de Entredós y nuestra forma de hacer feminismo en esta casa es poner en práctica «la confianza entre mujeres como apuesta política». A este pilar nos encomendamos para que podamos apoyarnos en las socias y amigas de Entredós en las decisiones que el matronato estamos tomando. Son decisiones orientadas siempre al bien de Entredós, meditadas y basadas en la información sobre las necesidades de la Fundación que la experiencia y el tiempo acumulado a lo largo de los años de ejercicio y experiencia en el matronato, nos han permitido conocer. 
Sabemos que las decisiones que tomemos no tienen por qué ser compartidas por todas. Asumimos que no tienen por qué ser las correctas. Pero son decisiones fundamentadas en el conocimiento y la información de la que disponemos y siempre enfocadas a cuidar un bien mayor, que es Entredós, que es más grande que cualquiera de nosotras.
Sabiéndonos imperfectas, pero también sabiéndonos las responsables actuales de la toma de decisiones sobre la Fundación, os pedimos confianza en los pasos que estamos tomando y sobre los que además, siempre os informamos en la reunión anual de socias o sobre los que nos podéis consultar en cualquier momento a través del correo electrónico del matronato.
Para terminar, nos gustaría acudir a las palabras de una de nuestras Maestras, Teresa de Ávila, cuando dirigiéndose a sus hermanas, decía: «Importa tanto este amor de unas con otras, que nunca querría que se os olvidase; porque de andar mirando en las otras los fallos, quizá lo echemos a la peor parte, pues puede el alma perder su paz e inquietar el de las otras; ¡mirad si nos costaría cara la perfección!» para recordarnos que la mediación en Entredós, la medida, nunca fue ni es la búsqueda de perfección, más lo es y deseamos que lo siga siendo, la puesta en juego de la confianza entre mujeres. Esa confianza es una red maravillosa, capaz de sostener procesos vivos y humanos como los que encarnamos.  
Os enviamos un enorme abrazo,

María Juárez Escario, matrona.

Ester Wouagam: nueva matrona

Gloria Fortún

¡Felicidades, Ester, y gracias por tu compromiso y tu trabajo! Te queremos.

Y entonces pensamos, pues vamos a activar el blog de Entredós para que sea un espacio de encuentro virtual en el que escuchemos las voces de todas las socias y amigas de nuestra querida Fundación. Qué mejor manera de empezar hacerlo que entrevistando a Ester Wouagam, quien desde febrero de este año 2020 forma parte del matronato, siendo la primera matrona racializada con la que ha contado Entredós en sus casi dieciocho años de existencia.

Pero quiero decir algo antes de que leáis la entrevista que he hecho a nuestra protagonista. Algo personal. Entredós ha supuesto para cada una de las mujeres que formamos parte de él mucho más que un lugar. Es el espacio donde podemos poner cuerpo a nuestros sueños. El mío fue compartir mi poesía. Me hubiera resultado imposible sin Ester, quien en cada uno de mis recitales me monta un camerino, me deja su pintalabios, me calma, me abraza y hasta me pide bises. De todas esas noches de ebriedad poética su amor es el regalo más especial que me llevo. Gracias, amiga.

Gloria: ¿Cómo ha sido tu trayectoria en Entredós?

Ester: Conocí Entredós hace unos cinco años. La primera actividad que hice fue un Círculo de Mujeres de María Juárez. Y me quedé. Salí feliz, me encantó el espacio, la energía que tiene Entredós. Después de eso me fui apuntando a todo lo que podía. Me enamoré de Entredós. Durante tres años hice las clases de Gimnasia Hipopresiva con Tania, estuve un tiempo dando talleres de cantos del mundo, cantos-medicina, primero con María y luego sola.  Ahora estoy en las clases de Yoga de Rosa Paradela, ayudo a organizar los conciertos y por supuesto formo parte del Espacio Muchas., que para mí ha sido super importante, un antes y un después en mi afrodespertar.

Cuando me propusieron ser secretaria me pareció algo muy lindo, es una labor que he desempeñado con mucho amor. Me siento muy orgullosa de haber sido la primera secretaria racializada de Entredós.

Además de eso, tuve el honor de formar parte de la primera promoción de facilitadoras de Círculos de Mujeres con perspectiva de género de María Juárez. Fue una formación preciosa, muy potente a nivel personal y por haberla compartido con todas esas mujeres que hemos crecido juntas.

No puedo dejar de mencionar que soy una de las fundadoras del Nuevo Coro de Entredós. Es tan bonito ver su diversidad. En el coro hay mujeres de todo tipo. Nuestra profesora, Natacha Crawford, es francesa. Hay una compañera chilena, otra italiana… Una de las mujeres es invidente, somos de distintas edades… es increible comprobar cómo se arma un coro en el que solo cinco de las veinte coristas saben leer partituras. ¡Madre mía, lo que estamos construyendo entre todas!

G: ¿Qué significa Entredós para ti?

E: Yo siempre digo que Entredós es la casa grande de las mujeres de Madrid. Para mí es un oasis y un espacio de respeto al que puedo llegar a veces muy baja de moral y del que siempre salgo con las pilas cargadas. Allí si necesito un abrazo lo tengo, si necesito estar sola también puedo. Siempre encuentro en él amigas, compañeras, un lugar para aprender y compartir. Me llevo mucho e intento también dar un poco.

G: ¿Qué ha supuesto Entredós para ti como mujer racializada?

E: Ha sido clave. Empezar a ver mujeres racializadas compartir espacio con mujeres no racializadas. Para mí fue fundamental conocer a Marina Santo, la primera mujer racializada que conocí en Entredós. Y luego a Yania, a Karessa… el Espacio Muchas. ha sido imprescindible primero como asistente a sus ponencias mensuales y después al tener la suerte de formar parte del equipo. Escuchar a otras mujeres con experiencias tan parecidas a las mías y tan distintas al mismo tiempo me ha ayudado a darme cuenta de lo que es ser una mujer racializada en España, a pesar de haber nacido y vivido aquí toda mi vida. He aprendido a reconocer mis privilegios y mis opresiones.

El punto de inflexión tuvo lugar cuando me convertí en una de las ponentes de Muchas. y pude contar mi experiencia, así como cuando leí el manifiesto de Entredós del 8 de marzo con Karessa, otra mujer racializada. Fue increible porque siempre decimos que Entredós es diverso, que acoge la diversidad de edades, de creencias y también la racial.Y eso es maravilloso.

G: ¿Qué significa para ti ser matrona?

E: Es muy especial. Un honor y un orgullo enorme. Me hace muchisima ilusión. Es poder devolver un poco de lo que yo me llevo de Entredós. Es poder cuidar de Entredós desde dentro y trabajar desinteresadamente y aprender del resto del equipo de matronas, que son increibles. Está siendo toda una experiencia ver el trabajazo que hay detrás. Fiestas, talleres, conciertos… todo eso es maravilloso, pero lo que implica organizarlo en un lugar autogestionado y feminista, todo lo que se hace para cuidar este proyecto, ver cómo se cuidan las relaciones, cómo se pone por encima la relación más que otros aspectos, la sensación de pertenecer a un equipo y remar todas juntas en el mismo barco… buf.

He querido que Marina Santo, la artífice principal de Espacio Muchas., me dijera cómo vive ella que Ester sea matrona. “Cuando recibí la noticia de que Ester era una nueva matrona de Entredós sentí mucha emoción, una gran sensación de celebración interna. Supone una continuidad del trabajo que estamos haciendo en Entredós. Personalmente, me resulta maravilloso poder acompañar el proceso de Ester, observarla afinar su discurso como mujer racializada afroespañola, acompañarla en sus pasos, en sus reflexiones. Es un gusto contar con Ester en el equipo de Muchas. y creo que ese proceso de afirmación de su identidad en un espacio que todavía es mayoritariamente no racializado tiene mucho valor. Aunque yo sea brasileña siento una cercanía con ella, mucha complicidad aunque no nos conozcamos desde hace tanto tiempo. Que sea la primera vez en la historia de Fundación Entredós que hay una matrona racializada me demuestra que aunque la cosa va lenta, avanza. Estoy segura de que el hecho de que Ester ocupe ese espacio hará que se muevan muchas cosas, que consolidará todavía más la alianza y el compromiso de las otras matronas con que Entredós sea un lugar donde un día no haga falta el Espacio Muchas., donde la no hegemonía sea una realidad. El hecho de que Ester sea hoy matrona quiere decir que hay toda una estructura detrás que se está repensando. Siento que yo también estoy ahí con Ester y deseo que un día el matronato sea tan diverso que ya ni nos planteemos estas cosas. Querida Ester, no sé si eres consciente del tamaño del paso que la Fundación da con tu nombramiento.”